El trabajo colaborativo en el aula parte de la idea que los estudiantes aprenden no sólo por lo que el profesor dice en clase, sino por lo que se hace en clase y la manera como se vive el proceso de aprendizaje.

El término aprendizaje colaborativo se refiere a un conjunto de métodos de instrucción basado en el trabajo en equipo.

Para llevarlo a cabo, los estudiantes deben organizarse en pequeños grupos que incluyan estudiantes con diversos grados de habilidad.

Le puede interesar las estrategias de aprendizaje para el aula de clase

Dentro de cada grupo los estudiantes se responsabilizan no sólo de aprender, sino también de ayudar a que sus compañeros de equipo aprendan.

Por último, el traba­jo colaborativo en el aula es la estrategia que tiene como objeto fundamental que las personas aprendan a trabajar juntas, desarrollando habilidades académicas y sociales.

El aprendizaje colaborativo en el aula es una forma en que se le puede enseñar al estudiante a:

Trabajo en equipo
Trabajo en equipo

Características del aprendizaje colaborativo en el aula

De acuerdo a lo planteado por Johnson (2000, p. 9-10):

Interdependencia positiva: Los miembros del grupo deben tener claro que los esfuerzos de cada integrante no sólo lo benefician a él mismo sino también a los demás miembros.

Responsabilidad individual y grupal: El grupo debe asumir la responsabilidad de alcanzar sus objetivos, y cada miembro será responsable de cumplir con la parte del trabajo que le corresponde.

Interacción estimuladora: Los alumnos deben realizar juntos una labor en la que cada uno promueva el éxito de los demás, compartiendo los recursos, ayudándose y respaldándose.

Prácticas interpersonales y grupales: Habilidades para funcionar como parte de un grupo (dirigir, tomar decisiones, crear clima de confianza, manejar los conflictos, motivación).

El docente debe enseñar estas prácticas con la misma seriedad y precisión que los contenidos y/o habilidades técnicas.

Evaluación grupal: El grupo debe analizar en qué medida están alcanzando sus metas y manteniendo relaciones de trabajo eficaces.

Papel del estudiante en el aprendizaje colaborativo en el aula

Comparada con técnicas no colaborativas, el aprendizaje colaborativo en el aula tiene los siguientes resultados:

  • Los estudiantes se esfuerzan más y se sienten motivados por lograr un buen desempeño.
  • Favorece relaciones más positivas entre los alumnos.
  • Promueve el desarrollo de habilidades sociales producto de la interacción con otros estudiantes.
  • Maximiza sus aprendizajes individuales a través de aprender con y de otros.

No te pierdas de leer Como aplicar el diagrama de Ishikawa en el aula

Papel del docente en el aprendizaje colaborativo en el aula

De acuerdo a los distintos roles que cumple el docente, Miguel (2006, p. 103) explica lo siguiente:

Como facilitador

  • Prepara el material.
  • Cuida la composición de los grupos y su seguimiento.
  • Verifica que cada miembro conozca los objetivos de trabajo.
  • Se asegura que las funciones del grupo sean rotatorias.
  • Ayuda a buscar distintos procedimientos.
  • Fomenta la interacción entre los miembros.
  • Establece los criterios de evaluación de las tareas y productos.
  • Plantea evaluaciones que comprenden el proceso como el aprendizaje grupal e individual.
  • Identifica las habilidades sociales necesarias para la realización del trabajo colaborativo y se las informa a sus estudiantes.
La implantación del aprendizaje colaborativo
La implantación del aprendizaje colaborativo

Como modelo

Despliega el repertorio de conductas y actitudes que desea que aprendan los alumnos (habilidades de trabajo colaborativo).

Como regulador de conflictos

Ayuda en la resolución de situaciones problemáticas (alumno dominador, que no quiere trabajar, marginado).

Como refuerzo y evaluador

Otorga retroalimentación a cada equipo, estableciendo canales de comunicación y reflexión a lo largo del trabajo.

¿Cómo se implementa el aprendizaje colaborativo en el aula?

El proceso de aprendizaje consiste en transitar por las siguientes fases:

Primero fase de decisiones previas: Implica analizar los aprendizajes esperados que se desea lograr, la selección de materiales, la conformación de grupos, la organización del aula y la asignación de roles.

Segundo fase de ejecución de tareas y trabajo en equipo: Se explica la tarea académica a realizar, se asegura la interdependencia positiva y se despliegan las conductas deseables.

Tercero fase de la clase cooperativa: Se pone en práctica la clase, se supervisa la conducta de los alumnos y se favorece el cierre de la clase.

Cuarto fase posterior a la clase cooperativa: Se evalúa la calidad y cantidad de aprendizajes y la eficacia del trabajo del grupo.

Quinto evaluación individual y grupal: El docente debe cautelar la evaluación del aprendizaje cooperativo, sin olvidar evaluar el aprendizaje individual.

Entre los instrumento utilizar encontramos listas de cotejo y rubricas para evaluar el aprendizaje colaborativo en el aula.

Lista de cotejo para evaluar trabajo colaborativo
Lista de cotejo para evaluar trabajo colaborativo
Rubrica para evaluar trabajo colaborativo
Rubrica para evaluar trabajo colaborativo

Referencias

Johnson, D. Johnson, R. y Holubec, E. (2000). El aprendizaje cooperativo en el aula. Buenos Aires: Paidós.

Miguel, M. (2009). Metodologías de enseñanza y aprendizaje para el desarrollo de competencias. Orientaciones para el profesorado universitario ante el Espacio Europeo de Educación Superior. Alianza Editorial, Madrid.

Sigueme para mas material

A %d blogueros les gusta esto: