QUÉ ES UNA SECUENCIA DIDÁCTICA

Díaz Barriga, señala que la elaboración de una secuencia didáctica es una tarea importante para organizar situaciones de aprendizaje que se desarrollarán en el trabajo de los estudiantes.

Es decir, refieren al orden particular que se otorga a los distintos componentes que integran un ciclo de enseñanza y aprendizaje en pos de lograr los objetivos previamente establecidos.

Una secuencia didáctica puede ser pensada como un conjunto o secuencia de clases.

No te pierdas el siguiente video ¿Cómo diseñar una Secuencia Didáctica en 5 pasos?

Las etapas o momentos de una secuencia

Como sucede con las narraciones, las secuencias didácticas presentan una estructura básica que se asemeja a la de una clase: introducción, desarrollo y cierre.

Para organizar dicha estructura, es necesario pensar en la selección y secuencia de los contenidos, los objetivos de aprendizaje, las tareas y actividades con sus tiempos, y los modos de evaluar.

 De esta manera, las secuencias de clase establecen no solo un orden en los contenidos y tiempos de trabajo, sino también un orden lógico para estudiantes y docentes.

A continuación, se presenta una serie de dispositivos para pensar las distintas etapas o momentos de una secuencia didáctica (y, en consecuencia, el orden de las actividades).

Inicio de una secuencia didáctica

Es fundamental diseñar un momento que funcione como disparador del aprendizaje.

Permite establecer objetivos y metas de trabajo, así como dar cuenta de la posición de los estudiantes frente al contenido que se comenzará a trabajar.

Se presentan, desarrollan y cierran los distintos temas de la secuencia, estableciendo relaciones entre los diferentes momentos.

Algunos ejemplos pueden ser: mostrar un objeto, escuchar un audio, realizar una entrevista, presentar un enigma, leer un artículo, formular una pregunta, etcétera.

Las etapas de una secuencia didáctica
Las etapas de una secuencia didáctica

Desarrollo de la secuencia

Es muy importante prestar atención al tratamiento de los contenidos y la vinculación con el presente y la realidad social, institucional y de ese contexto en particular, para que los saberes y las capacidades puestas en juego resulten significativos y, a la vez, desafiantes intelectualmente para los estudiantes.

Es decir, que ellos encuentren relación con el presente, con lo cercano y con sus experiencias y saberes previos.

Estas estrategias permitirán consolidar aprendizajes y alcanzar relaciones de complejidad creciente y de mayor profundidad e interioridad con el saber.

Para ello, es fundamental presentar consignas claras, actividades de distinto tipo en un orden secuenciado y lógico que demanden distintas operaciones a los estudiantes (saber, saber hacer)

Con el proposito de asegurar momentos de retroalimentación, buenas devoluciones y orientaciones que generarán mayores oportunidades para que los aprendizajes se construyan.

Cierre de una secuencia didáctica

Con el objetivo de sistematizar lo aprendido, institucionalizar saberes, repasar, fijar, realizar autoevaluaciones y programar a futuro, se piensa en ciertas actividades que permitan cerrar la secuencia. Algunos ejemplos podrían ser:

  • La implementación de tarjetas de salida que inviten a los estudiantes a reflexionar sobre: ¿qué aprendí hoy?; ¿qué dudas o preguntas tengo?
  • Pensar en un estado de situación: una rutina de pensamiento del tipo “antes pensaba, ahora pienso…”, tomada de Ritchhart (que se plantea al inicio y después se vuelve a ver en el cierre de la secuencia), da cuenta del avance en la constitución de los aprendizajes por parte de los estudiantes.

Le puede interesar leer: Las estrategias de aprendizaje para el aula de clase

Elementos o componentes de una secuencia didáctica

Al configurar una secuencia didáctica, se vuelve necesario pensar en los elementos que la integran y la componen; el tiempo, los objetivos, la evaluación, entre otros.

Tiempo.

Se vuelve necesario pensar en la duración de la secuencia, en relación con la duración del ciclo lectivo y considerando la cantidad de clases previstas para el tratamiento de los contenidos seleccionados.

Contenidos por abordar.

La selección de los contenidos que se tratarán durante la secuencia de clases y la intencionalidad de aprendizaje de esos contenidos son centrales para establecer el recorte de los mismos, el contexto, así como los objetivos y las competencias de aprendizaje.

Resulta imprescindible definir el qué: asignarle un enfoque al tema, definir y organizar, jerarquizar informaciones, conceptos, principios, habilidades específicas, habilidades generales de pensamiento, actitudes, etcétera.

Objetivos.

Los docentes estructuran la secuencia didáctica, estableciendo las habilidades y competencias de aprendizaje esperadas para los estudiantes.

Momentos de la secuencia (inicio, desarrollo y cierre).

Es decir, definir y organizar el cómo, la estrategia general, las actividades de los docentes y de los estudiantes, los modos de intervención de los docentes, qué espacios y modalidades de intervención tendrán los estudiantes y la organización del espacio, las actividades y los recursos.

También es necesario proponer actividades que cuenten con un orden secuenciado interno.

Actividades de la secuencia.

Son significativas aquellas que motivan al estudiante, que provocan el deseo de ponerse en movimiento y otorgan sentido a lo que aprende.

A su vez, en toda propuesta de enseñanza se vuelve relevante el diseño de consignas que correspondan a las actividades propuestas, que fomenten el diálogo y los espacios de preguntas en la clase para favorecer la comprensión.

Evaluación de la secuencia didáctica

Es necesario pensar en una propuesta de evaluación de la secuencia, así como en los instrumentos por utilizar, que deben ser acordes a los aspectos a evaluar y a los criterios de evaluación establecidos.

Evidencias de aprendizaje.

Incorporar instancias de retroalimentación que sean significativas y permitan garantizar y mejorar los aprendizajes, así como ajustar decisiones en torno a la enseñanza.

Recursos y bibliografía.

Es importante incorporar los recursos que se proponen utilizar a lo largo de la secuencia: los gráficos, videos, libros, materiales didácticos, videojuegos, guías de lectura, guías de aprendizaje, fotografías, actividades en la plataforma, etcétera.

Conclusión

Para finalizar este apartado, es importante tener presente algunas consideraciones generales imprescindibles a la hora de planificar la enseñanza.

Se deben ofrecer variadas oportunidades a los estudiantes para participar y comprometerse tanto en los procesos de enseñanza como de aprendizaje, que permitan indagar y poner en juego los aprendizajes de los chicos.

Para ello, deben constituirse clases activas con diversidad de tareas de aprendizaje que estimulen a los estudiantes sin abrumarlos y les ofrezcan oportunidades para ejercer la autonomía y la construcción colectiva de aprendizajes.

 Otro aspecto importante por tener en cuenta es ir diseñando interacciones progresivas y situadas, que contemplen el tiempo destinado a cada momento de enseñanza y aprendizaje para que “el afuera entre al aula”.

Propuesta indicativa para construir una secuencia didáctica
Propuesta indicativa para construir una secuencia didáctica

Referencias

Anijovich, R. y G. Cappelletti. La evaluación como oportunidad. Buenos Aires, Paidós, 2017.

Consejo Federal de Educación. Resolución 93/2009, Orientaciones para la Organización Pedagógica e Institucional de la Educación Obligatoria. [consulta: marzo de 2018]

Díaz Barriga, A. Guía para la elaboración de una secuencia didáctica. México D. F., UNAM, 2013.

Perkins, D. Escuela inteligente. Barcelona, Gedisa, 1995.

Perkins, D. y R. Kordylas. El aprendizaje pleno: principios de la enseñanza para transformar la educación. Buenos Aires, Paidós, 2010.

Sigueme para mas material

A %d blogueros les gusta esto: