Cómo hacer un cuadro sinóptico

Cómo hacer un cuadro sinóptico

Los cuadros sinópticos son herramientas visuales poderosas que organizan información de manera clara y concisa. Conocer paso a paso su elaboración ofrece una ventaja significativa al procesar y retener información compleja.

Estos esquemas condensados simplifican conceptos, facilitando su comprensión. Desde la identificación de ideas clave hasta la jerarquización de datos, cada paso contribuye a una comprensión profunda. La claridad visual y la estructura lógica de un cuadro sinóptico guían la mente del lector, optimizando la retención de datos. Este proceso paso a paso no solo simplifica la creación de estos esquemas, sino que también potencia la habilidad de organizar y recordar información crucial de manera efectiva.

Para que usamos un cuadro sinóptico

Los cuadros sinópticos son herramientas visuales clave para resumir y organizar información compleja de manera concisa.

  • Su utilidad radica en la capacidad de sintetizar ideas, conceptos o datos en una estructura lógica y jerarquizada.
  • Estos esquemas son útiles en diversos contextos educativos, profesionales y de organización de ideas.
  • Permiten condensar detalles extensos en un formato fácil de asimilar, facilitando la comprensión y memorización.
  • Al presentar la información de forma visual y estructurada, los cuadros sinópticos ofrecen una visión global y rápida sobre un tema específico.

Su uso no solo simplifica la comprensión, sino que también fortalece la retención de la información, siendo una herramienta fundamental para el aprendizaje efectivo y la organización de datos en distintos campos del conocimiento.

Pasos para la elaboración de un cuadro sinóptico

Las etapas a seguir para la elaboración de un cuadro sinóptico son las siguientes:

  • Identificación de la idea central. Todo cuadro sinóptico debe originarse a partir de una idea, la que se puede expresar como un concepto o frase, dependiendo del contenido que se aborde. La selección de la idea central puede ser responsabilidad del docente o de los propios estudiantes, de acuerdo al objetivo que se desee alcanzar mediante la utilización de la estrategia.
  • Selección de las ideas principales. Las ideas principales son aquellas que se desprenden directamente de la idea central. En este punto es necesario redactar las ideas solo con una o dos palabras cada una, puesto que más adelante se profundizarán por medio de descripciones y/o explicaciones.
  • Selección de ideas complementarias. Estas se desprenden de las ideas principales y tienen como objetivo aportar información no proporcionada en el nivel anterior.
  • Entrega de detalles. En este nivel se entrega información específica de las ideas complementarias, dándose por concluido el cuadro sinóptico.

Es relevante que una vez finalizado, se revise cada uno de los niveles con el objetivo de eliminar ideas repetidas o poco claras.

Cabe señalar también que todas las ideas deben ser conectadas a través de llaves, las que permiten relacionar los diferentes niveles del cuadro sinóptico.

Cuando a un nivel se le asocia una sola idea, se recomienda reemplazar la llave por una línea punteada como se ejemplifica en la plantilla.

Cómo hacer un cuadro sinóptico

Plantilla para la elaboración de cuadros sinópticos como estrategia didáctica

De acuerdo a la plantilla, es posible distinguir cada uno de los niveles que componen el cuadro sinóptico.

Además, se puede visualizar el uso de llaves como conectores de las distintas ideas que se desprenden de la idea central.

Cómo hacer un cuadro sinóptico
Plantilla para la elaboración de cuadros sinópticos como estrategia didáctica

Ejemplo de cuadros sinópticos

En el siguiente ejemplo se pueden apreciar las relaciones existentes entre las diferentes ideas que componen cada uno de los niveles del cuadro sinóptico a partir de la idea central, que, en este caso, corresponde a instrumentos de enseñanza para sordos mudos.

También es posible apreciar cómo el uso de llaves permite conectar la información, facilitando la lectura del cuadro.

Como elaborar cuadros sinópticos
Ejemplo de cuadros sinópticos
Como elaborar cuadros sinópticos
Cuadro sinóptico como estrategia didáctica

Ventajas y desventajas de los cuadros sinópticos como estrategia didáctica

Los cuadros sinópticos son herramientas valiosas en estrategias didácticas por sus múltiples ventajas. Su capacidad para resumir información compleja en un formato visual y estructurado simplifica la comprensión de conceptos densos. Estimulan la síntesis y el análisis, fortaleciendo la habilidad de conectar ideas. Además, al organizar de manera jerárquica y clara, facilitan la retención y el recuerdo de la información.

Sin embargo, su limitación principal radica en la posible sobre simplificación, que puede obviar detalles importantes. También, la elaboración de cuadros sinópticos puede ser un proceso demandante, especialmente al abordar temas extensos o detallados. A pesar de estas desventajas, su valor como recurso didáctico sigue siendo innegable, siendo útiles para condensar conocimiento y mejorar la comprensión en entornos educativos, profesionales y de estudio.

Pauta de evaluación de los cuadros sinópticos

Se presenta como ejemplo de instrumento de evaluación, una lista de cotejo, la que permite evaluar cada una de las dimensiones que componen un cuadro sinóptico.

 lista de cotejo para evaluar un cuadro sinóptico.

Referencias bibliográficas:

Díaz, F. y Hernández, G. (2010). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista. México: McGraw-Hill.

Pimienta, J. (2012). Estrategias de enseñanza-aprendizaje. Docencia universitaria basada en competencias. México: Pearson.

Ramírez, F. (2013). Cognotécnicas. Herramienta para pensar más y mejor. México: Alfaomega.

Sigueme para mas material